Soñemos que es gratis

por Leda Daverio

El mes pasado visitó nuestro país Charon Kransen, uno de los principales galeristas y críticos de Joyería Contemporánea de Estados Unidos. Algunos joyeros tuvimos la posibilidad de asistir a un seminario en el que Kransen habló sobre lo que, creo, son varios de los desafíos que enfrenta hoy la joyería contemporánea argentina.

Salí del seminario con varias ideas en mi cabeza, supongo que la mayoría de los que participamos del mismo salimos así.

Tenía mucho en que pensar, pero principalmente una idea se reiteraba con fuerza: “hay que democratizar la joyería contemporánea argentina”.

“Democratizar” es una palabra que no me gusta, creo que porque fue utilizada, muchas veces, como pantalla para todo lo contrario, pero busco, busco, y no se me ocurre otra.

La imagen sería agarrar la joyería y abrirla, ampliarla, debatirla, hacerla accesible (a los ojos por lo menos), apasionarla, salir de este pequeño mundito que hemos creado y en el cual nos sentimos protegidos.

¿Pero cómo?

Mucho se hizo, y mucha gente hizo desde hace bastante tiempo, esto es innegable. Año a año aumentan las muestras, aumenta la gente de afuera que viene a dar seminarios, crecen los espacios y las personas que se interesan por la joyería contemporánea. Pero, todavía, yo creo, se puede hacer mucho más.

Por ejemplo, y quizá este sea un punto clave, no hay ninguna institución pública en la ciudad de Buenos Aires que se ocupe de la enseñanza de la joyería contemporánea, y mucho menos, de la enseñanza de la joyería contemporánea desde un punto de vista artístico.

No hay ningún interés desde las escuelas o universidades de arte en tomar a la joyería contemporánea como ámbito de conocimiento. No hay ningún interés tampoco, de parte de la Escuela de Joyería de la ciudad de Buenos Aires, en plantear una actitud innovadora en relación a este tema. Si bien, en estos últimos años hubo un cambio favorable en el plantel docente, se sigue utilizando la misma estructura pedagógica, la misma división de conocimientos y casi la misma imposición de diseños (salvo valorables excepciones) desde hace años.

Soy egresada de la escuela de la Joya, y agradezco la posibilidad que me dió al enseñarme un oficio de manera totalmente gratuita. Y no es que a mí no me interese la técnica, pero me pregunto si semejante estructura (no es fácil poder equipar y mantener talleres tan grandes) no podría tener también otros fines, más amplios, más imaginativos, más felices.

Por supuesto que existen los talleres privados, y creo que sin ellos la joyería contemporánea argentina no hubiera llegado donde llegó. Pero no alcanzan. Si hubiera un lugar público y gratuito donde la joyería se enseñara de otra manera, mucha más gente tendría acceso a nuevas miradas, nuevas técnicas, nuevos materiales, nueva información. Y no por esto los talleres particulares, ni las escuelas privadas, desaparecerían.

¿Podemos esperar que algo cambie en este sentido, por lo menos próximamente?

Para muestra basta un botón: la estructura cerrada y tradicional de enseñanza de la Escuela de la Joya, convive desde hace algunos años con el Centro Metropolitano de Diseño (CMD), proyecto innovador en cuanto a intervención estatal en temas de diseño, que mediante su feria “El Dorrego”, permitió que pudieran mostrarse, de manera gratuita, muchos joyeros contemporáneos que recién empezaban, o, en mi caso, que nunca habíamos tenido acceso a una feria de esas características.

Las dos instituciones dependen del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Me vuelvo a preguntar: ¿Podemos esperar que algo cambie en sentido positivo, si este mismo Gobierno cierra la feria de “El Dorrego” y elimina, de a poquito, los proyectos más importantes que tenía el CMD? La actual gestión municipal no da muestras de ir en el sentido que propongo.

¿Y entonces qué?

¿Tendremos la responsabilidad los que fuimos expositores, el público, los trabajadores del CMD, en fin, todos los involucrados de alguna u otra manera en la feria del Dorrego, (si no es por nosotros, por los diseñadores y joyeros que vendrán), en solicitar que el destino de la feria cambie?

¿Y tendremos la responsabilidad los ex alumnos, los alumnos, los docentes de la Escuela de la Joya, y todos los que trabajamos en el ámbito de la Joyería Contemporánea en pedir que en la escuela corran nuevos aires? Creo que sí.

También se me cruzan otras preguntas:

¿Existen otras formas de democratizar la joyería además de ampliar los modos de enseñar la misma?

Quizá mostrando lo que hacemos en lugares impensados. Por ejemplo: la calle, la universidad de arte o porqué no, en la misma Escuela de la Joya, adueñándonos aunque sea por un ratito de estos espacios y permitiendo que el público que no es habitué a este tipo de muestras pueda tener un acercamiento a la joyería contemporánea.

Quizá organizando charlas o debates en esos mismos ámbitos, o por qué no relacionándonos con otros espacios académicos como las carreras de diseño, o aquellas que abordan el tema del cuerpo desde otra óptica, por ejemplo, las carreras sociales. Esto nos abriría nuevas posibilidades y temáticas para abordar la joyería, desde enfoques multidisciplinarios.

Uno de los caminos para generar un cambio es animarnos a debatir más acerca de nuestro ámbito y de nuestra obra, creando nuevos espacios que nos involucren y participando más de los que ya están.

En fin ¿Podremos ir más allá del análisis de obra descontextualizada, para así poder soñarnos en un gran sueño colectivo? ¿Seremos capaces de pensar (pensarnos) como grupo de joyeros histórica y territorialmente determinados, además de reflexionar sobre las problemáticas particulares de cada uno?

Entre tantas preguntas, todavía resuenan en mí las palabras finales de Charon Kransen: la historia de la joyería contemporánea argentina no pasa por la salvación individual sino que esta historia la debemos construir entre todos.


Leda Daverio es profesora de artes visuales egresada del IUNA. Estudió cincelado con Edgar Michaelsen, joyería en la Escuela Municipal de la Joya y actualmente asiste al taller de Jorge Castañón.

Anuncios

8 Responses to “Soñemos que es gratis”


  1. 1 lauragiusti diciembre 7, 2008 en 2:17 am

    Leda, adhiero por completo a tus cuestionamientos y propuesta. Definitivamente, solos no llegamos ni a la esquina. La organización en base a los objetivos comunes es indispensable, y la evangelización también. Para entrar en el gusto y el interés de quienes no conocen de qué les estamos hablando ni qué les estamos ofreciendo, lo primero es trascender nuestras propias limitaciones y comodidad. Los espacios (físicos, educativos, artísticos, culturales, académicos, sociales, etc) que reclamamos no nos serán cedidos buenamente. Conseguirlos es parte del trabajo.
    El debate incentiva el cuestionamiento y la elaboración teórica y también el proceso creativo.

    Comparto plenamente.

  2. 2 Conrado Saller V.P. diciembre 7, 2008 en 12:24 pm

    Querida Leda, entiendo de que hablás. Sin ánimo de erigirme en ejemplo de nada te cuento que este año en el ámbito de mi taller escuela en la ciudad de La Plata donde desarrollo mi actividad diaria organicé un ciclo de charlas de Diseñadores de Joyería Contemporánea en conjunto con la Facultad de Bellas Artes de la UNLP-FBA de la cual soy egresado.
    Este es uno de los caminos posibles, pero no el único.
    Tengo la certeza que aún sin advertirlo vamos en alguna dirección y que de algún modo este proceso que reclamás de “democratización del conocimiento” es un camino posible, y repito,
    creo que no el único.
    En ocasión del armado de la muestra de Lazos de la Tierra intenté con algunos joyeros (hoy amigos) sembrar la semilla de la necesidad de crear un cuerpo conceptual que nos ponga en un lugar más certero respecto de la enseñanza de la actividad. Esta pequeña cimiente hoy quizas empiece a crecer.
    Creo que todos de un modo u otro accionamos el medio en que nos desarrollamos profesionalmente y esto siempre estará teñido con el color que cada uno le imprime a su actividad.
    El esfuerzo realizado por Jorge y Fabiana, por las muestras realizadas, el ciclo de charlas de La Plata, la apertura de nuevos locales dedicados a la comercialización de Joyería Contemporanea, etc. son sin lugar a dudas un camino cierto.
    La inserción en el medio universitario podría ser otro medio, como así también en otros ámbitos como asociaciones sociales intermedias y porqué no en los planes de organismos de planificación y producción a nivel municipal, provincial y nacional. Quizás debamos investigar un poco que lugares debemos ocupar y que en este momento estamos dejando vacíos.
    De esta visita a nuestra austral Argentina por parte de Kransen aún estoy procesando (soy de digestión lenta…) pero sin lugar a dudas vuuelvo a poner en valor que fue de un modo general otra oportunidad mas de vincularnos, conocernos y de un modo particular poder ver que llama nos ilumina pero por dentro, y para mi que además de joyero soy “náutico” mirar el camino recorrido, ver donde está el norte y quizás corregir el rumbo.

  3. 3 sandra diciembre 28, 2008 en 3:24 pm

    Leda,
    Es claro y de gran santé que hables de lo que hay que hablar, no hay que replegarse a los pequeños espacios que proponen personas irresponsables y que tristemente descreen de todo lo que es vital, como crear, como compartir,como aprender, como hacer…en fin…claro que tienen todo el lugar para crecer y mucha gente que los acompañamos y apoyamos! y todo lo que les de vuestro espiritu de hacer con la realidad, el camino, la experiencia de vida con la materia : joya: fruto de años de dedicación, voluntad, paciencia, amor… que ingrediente puede faltar para anunciar que eso será siempre un éxito! éxito como salida a este mundo que es nuestro mundo, como puerta que se abre, no cabe duda que es vida pura!…No esperen nada de nadie,ustedes son los pioneros. La escuela de la joya puede hacer cursos de extension…ustedes a proponer ser los profesores, la comunicacion, el mantenimiento…experiencias en epocas de vacaciones…a cambio de prestar el lugar y confiar en vuestro proyecto!
    Aqui en Francia, estan invitados dirigir un stage en nuestra asociacion con exposició.
    Conectense con centros fuera ,con los museos, centros culturalsde la ciudad.

  4. 4 Alejandro Allocco septiembre 23, 2009 en 10:46 am

    Hola Leda:

    Me da muchisima ilusion ver como se ha desarrollado el campo de la joyería contemporánea en Argentina en los últimos años , hace nomás diez años nadie hablaba de joyeria como un arte , el que queria formarse en esa dirección no tenia a donde acudir, en los ambientes de joyeros eras poco menos que un loco, un raro , y en los ambientes artisticos tampoco encontrabas un lugar.
    Hoy es imparable , como todo el movimiento de diseñadores y artistas , se comparte y se ve que hay sitio para todos , éstas iniciativas que propones generan movimiento , y el movimiento es creativo.
    Que a través de las metaforas y combinaciones de los materiales , se abran mentes, se suelten los cuerpos y contagie nuevas maneras de hacer, a todos los ámbitos.
    Un saludo.
    Alejandro

  5. 5 MARIA KOHEN mayo 31, 2010 en 12:24 am

    Hola Leda: comparto exactamente lo que planteas…pero tambien creo que eso de abrir es…excelente!!!!!!!!!!!, claro que para abrir me parece que hay que mirar que pasa para adentro, o lo que se denomina interior.Es un planteo que ni siquiera se hace…desde ningun ambito. Y lo hago desde ese punto del interior:el mío y el geográfico…el de nuestro mapa si se quiere.Soy docente de JOYERIA e desde el año 2000 en la UNIVERSIDAD NACIONAL DE ROSARIO, en talleres que dependen de Extension Universitaria, y el intercambio con otras escuelas es ínfimo… mi propuesta es que empecemos desde ahí conociendonos y participándonos..me parece que este lugar es el propicio…como dice laura giusti “solos no vamos ni a la esquina”.un abrazo.María

    • 6 ledadaverio mayo 31, 2010 en 5:41 pm

      Hola María! particularmente me interesa mucho lo que pasa en otros lugares del país, sé que hay mucha gente trabajando e interesada en la joyería contemporánea, aunque es muy difícil conectarse y enterarse qué está pasando en otros lugares. Me pongo a tu disposición para colaborar en cualquier acción que pueda tejer y reforzar esos puentes. Muchos saludos! Leda

  6. 7 Juan Mnuel Beiza enero 3, 2011 en 6:04 pm

    Les queria consultar si se puede levantar una casa sin tener un buen cimiento, creo que es casi imposoble, no deberiamos criticar a nuestra Escuela de la Joya, si llegamos a algun lugar es gracias a ella, que nos forma de la mejor manera, nos da la base es la que hay q aprender para despues volcar el conocimiento de la mejor manera posible. Enseña un oficio y no a ser artistas. Cuantos de nosotros vivimos de la Joyeria Contemporanea, espero no equivocarme, creo que muy pocos y quienes viven de ella es porque enseñan en forma privada. Me pone contento que cada vez mas gente se sume a un proyecto que avanza y avanza por mas, los jovenes que venimos vamos a reforzar todo lo hecho hasta el momento, y les aseguro que tenemos ganas, lo unico que no hay q olvidar es donde nos criamos.

    • 8 Javier junio 1, 2012 en 6:47 pm

      Coincido Juan Manuel con tu punto de vista, creo que es exactamente así. Fuí alumno de la escuela de la primera época, y en su momento me enojé con algún profe por su mirada, que a mis veintipico me parecía “cerrada”. Con el tiempo pude valorar la importancia de tener una base sólida y buenas alas para salir a volar. La enseñanza de la joyería “clásica” resume la experiencia de siglos de oficio. La técnica es eso, la experiencia de quienes nos antecedieron en este hermoso e infinito oficio. El arte viene después, si acaso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Ir a la página de Joyería Contemporánea Argentina

J.A.

Artículos


A %d blogueros les gusta esto: